Toxina Botulinica | Botox

¿Conoce los usos médicos del bótox y sus aplicaciones?

Resulta bastante eficaz a la hora de reducir los signos visibles del envejecimiento

I am text block. Click edit button to change this text. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.

El Botox o la Toxina Botulínica Tipo A, es una proteína producida por el microorganismo Clostridium Botulinum que, una vez purificada, se inyecta en los músculos del rostro para relajarlos, con lo que se consigue evitar la formación de arrugas dinámicas y suavizar las que ya existen (arrugas estáticas). La cantidad inyectada es tan pequeña, que harían falta varios cientos de veces esa cantidad para producir efectos tóxicos.

A pesar de ello, Las Autoridades Sanitarias exigen un estricto control del uso de la toxina y siempre debe ser aplicada por un profesional médico debidamente acreditado en un centro médico autorizado.

Las aplicaciones en medicina estética autorizadas son la corrección de arrugas faciales y el tratamiento de la Hiperhidrosis (sudoración excesiva). Está autorizada para el tratamiento de las arrugas faciales del tercio superior de la cara (frente, entrecejo, patas de gallo), aunque se esta investigando en otras zonas. También se utiliza para el tratamiento de la sudoración excesiva en axilas y manos.

La Toxina Botulínica esta también indicada en otras especialidades médicas para el tratamiento de espasmos musculares, estrabismo, tics, algunos tipos de migrañas o fibromialgia reumática.

Tiempo del procedimiento

La toxina se aplica habitualmente en 10 o 15 minutos, y después el paciente podrá realizar su vida normal.

Beneficios esperables

La relajación de los músculos produce distensión de la piel de la zona, eliminando o atenuando las arrugas de expresión y rejuvenece la mirada de forma inmediata. Además aumenta la tersura y luminosidad de la piel.

Los resultados son apreciables aproximadamente a los 3 días, dependiendo de cada paciente, estando plenamente establecidos alos 10-15 dias, momento en el que se suele hacer una revisión o “retoque”. En general, los efectos de la toxina duran unos 5 o 6 meses.

Una vez desaparecen los efectos, el músculo recupera su actividad normal provocando la reaparición de la arruga, pero ésta nunca estará más marcada que antes. Es más, mientras duren los efectos del tratamiento la arruga no se marcará y no se agravará, por lo que podemos decir que ganaremos tiempo al envejecimiento facial.

Complicaciones

La inyección en un lugar inadecuado puede producir una ptosis o caída del párpado, dejando el ojo como medio cerrado. Esto desaparece al cabo de un mes aproximadamente, proceso que se puede acelerar con la ayuda de colirios específicos. En aproximadamente el 10% de los pacientes pueden aparecer dolores de cabeza transitorios durante 24 a 48 horas que se pueden tratar fácilmente con analgésicos habituales.

MEDICINA ESTÉTICA

TRATAMIENTOS FACIALES

TRATAMIENTOS CORPORALES